Romea, mucho más que un buen bar de vinos

20160823_110851

Por Gilberto Pérez Castillo

Desde hace tres años la esquina de la avenida Morelos y la calle Emerson alberga a Romea, un lugar que es una delicia para empezar el día con un buen desayuno, para cargar pilas a la hora de la comida o para cerrar bien la jornada con una buena copa de vino.

Romea es producto de la sociedad de los creadores de Pig´s Pearls (el buen restaurante de hamburguesas, que originalmente estuvo en este local) y un joven francés que llegó a estas tierras a hacer prácticas profesionales y a aprender español.

Antoine Gabaut es originario de la región donde se produce el champagne al norte de Francia. Allá estudió precisamente para ser un profesional de la producción de este famoso vino espumoso, lo que le dio amplios conocimientos en viticultura, enología y por supuesto en la apreciación del vino.

Al terminar, como conclusión de sus estudios de licenciatura, debía hacer prácticas profesionales en algún país extranjero. Mientras sus compañeros de generación se iban a Estados Unidos, Canadá, Argentina, China, Japón o Sudáfrica, Antoine eligió México, y más precisamente Guadalajara para hacer lo propio hace seis años (trabajó en una empresa de vinos por un tiempo), a pesar de estar consciente del poco consumo y de la poca cultura que aún había aquí sobre el vino. Y se quedó.

Como conocedor del vino francés, que a su decir pasa por su mejor momento, concibió a Romea como un bar de vinos, aunque en realidad este lugar es mucho más que eso.

Es, con mucho, consecuencia de la nostalgia de Gabaut, quien extrañaba los buenos productos y los platillos que disfrutaba en su tierra natal. Y de paso una buena oportunidad para compartir con los tapatíos estas opciones a la hora de desayunar, comer y cenar.

Así se introdujeron los quesos, los jamones, los embutidos, los panes con los que se arman platillos originarios de Francia, pero también de la cocina española y mexicana.

De lo francés vale la pena probar la Tartiflette (papa, queso reblochon, tocino, cebolla y crema), el Croque-madame (pan, jamón, huevo, salsa bechamel y queso gratinado), el Quiché Lorraine o el celebrado pan francés.

De lo español hay que pasar por la tortilla española y por las tapas.

Los huevos pochados son un agasajo a la vista y al paladar.

Otras muy buenas opciones son las tablas de quesos y jamones (importados, muy bien seleccionados y presentados) y sus sandwiches.

En vinos hay una amplia variedad de etiquetas y de orígenes para todos los gustos. Los meseros tienen un buen conocimiento para orientar al comensal.

Además hay una buena cantidad de bien seleccionadas cervezas artesanales, que también hacen buen juego (maridaje dirán algunos) con lo que aquí se sirve.

También es de agradecerles a los creadores de este lugar que tengan una buena barra de café, lo que permite redondear la buena experiencia.

El lugar es sencillo pero agradable y cómodo. Acogedor y como de película dijo alguien.

El servicio también es un buen ingrediente de Romea, que sí, es mucho más que un buen bar de vinos.

20160903_111049

20160823_101424


Morelos 1349, esquina Emerson, CP 44160 Guadalajara.
Tel: 1817 0202

Facebook: facebook.com/Romea-510593592372687/?fref=ts

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s